>>> RETOMAMOS NUESTRA ACTIVIDAD HABITUAL CON NUEVOS PROTOCOLOS Y MEDIDAS DE PROTECCIÓN

¡ ESTAMOS CONTIGO LOS FINES DE SEMANA !

Disartria

“El lenguaje es el vestido de los sentimientos”

(Samuel Johnson)

La disartria es una alteración de la articulación del habla, debida a lesiones en el sistema nervioso central.

Las personas con disartria pronuncian sonidos aproximados a lo que desean decir y en el orden correcto. Sin embargo, al existir una neuropatología, no presenta un adecuado patrón de la respiración y de la musculatura. Por lo que nos encontramos ante dificultades deglutorias, y un habla entrecortada, jadeante, irregular, imprecisa o monótona.

¿De qué manera ayuda el logopeda?

El papel del logopeda es crucial, ya que debemos trabajar el habla y la deglución. ¿Cómo?

  • Ejercicios respiratorios. Son ejercicios que buscan estimular y concienciar la respiración; y además consiguen estimular y concienciar el ciclo respiratorio en fonación (nasal-bucal, bucalbucal).
  • Terapia miofuncional.  Es el conjunto ejercicios utilizados para la corrección del desequilibrio muscular orofacial, la creación de nuevos patrones musculares en la deglución y la creación de patrones adecuados para la articulación de la palabra.
  • Articulación, voz y prosodia. Ejercicios que ayuden a mejorar el ritmo, la entonación, el acento, la fluidez y la velocidad del habla.

 

 

En casos severos se llega a la casi total ininteligibilidad, por lo que el logopeda puede recomendar el uso un dispositivo aumentativo de la comunicación, es decir, a través el móvil y tablet, o un tablero físico, con fotos e imágenes, que ayuden a la persona a expresar sus deseos y peticiones. Hoy en día, gracias a las tecnologías, este recurso facilita mucho la comunicación de nuestros participantes.

Algunas estrategias que se pueden aplicar de manera diaria son:

  • Hablar Lento
  • Enfatizar los sonidos
  • Pronunciar los sonidos finales de las palabras.
  • Respirar antes de hablar.

Esta patología es más frecuente de lo que nos pensamos, ya que la podemos encontrar en enfermedades más conocidas, tales como ELA, Parkinson, Esclerosis múltiple, accidentes cerebrovasculares o tumores cerebrales.

 

En Neurovida, trabajamos la disartria de manera global y multidisciplinar, de manera que abordamos y mejoramos el día a día de nuestros participantes.

 

Irene Martínez

Logopeda y psicomotricista en Neurovida

 

 

Deja un comentario

Le informamos que el responsable de los datos personales que facilite a través de este formulario será NEUROVIDA. Los datos proporcionados serán tratados con la finalidad de gestionar y moderar la publicación de comentarios y no serán comunicados a terceros salvo por obligación legal. Podrá acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional, a través de la siguiente dirección: rgpd@neurovida.es. Puede consultar más información en la Política de Privacidad.

diez + 14 =