>>> RETOMAMOS NUESTRA ACTIVIDAD HABITUAL CON NUEVOS PROTOCOLOS Y MEDIDAS DE PROTECCIÓN

¡ ESTAMOS CONTIGO LOS FINES DE SEMANA !

La Enfermedad de Parkinson en adultos jóvenes

Hoy os contamos un caso real de la precoz aparición del Parkinson en las personas.

A.L. Varón, 49 años. Desde hace 2 años visita frecuentemente a su médico de cabecera por malestar generalizado y pérdida de funciones sin patologías previas de interés. Manifiesta sensación de pérdida de fuerza en miembros superiores con hormigueo, sensación de falta de aire e inestabilidad al hacer ejercicio físico, episodios de insomnio frecuentes y cansancio.

Tras numerosas pruebas, determinan que todo es consecuencia del estrés y la ansiedad. Le pautan un tratamiento farmacológico basado en ansiolíticos.

A.L. con el paso de las semanas se va encontrando peor. Nota mucha rigidez en las piernas cuando camina y ha perdido bastante peso en el último tiempo.

Tras conseguir una visita con su neurólogo y las pruebas pertinentes, le diagnostican Enfermedad de Parkinson de Inicio Precoz. «¿Cómo puede ser que tenga Parkinson si no tengo temblor y tengo solo 49 años?», se pregunta A.L.

El pasado 11 de Abril se conmemoró el Día Mundial de La Enfermedad de Parkinson (EP), coincidiendo con el aniversario de James Parkinson, doctor británico que describió por primera vez la enfermedad.

Las cifras del Parkinson en España

Según las últimas cifras de la Sociedad Española de Neurología (SEN) en España existen más de 150.000 personas que padecen Parkinson. Además, cada año son diagnosticados alrededor de 10.000 nuevos casos. La Enfermedad del Parkinson se caracteriza por la pérdida (o degeneración) de neuronas en la sustancia negra, una estructura situada en la parte media del cerebro. Esta pérdida provoca una falta de dopamina en el organismo, una sustancia que transmite información necesaria para que realicemos movimientos con normalidad.

A día de hoy no se conoce la causa última de la Enfermedad del Parkinson. Sin embargo, se considera que podría deberse a una combinación de factores genéticos, medioambientales y los derivados del propio envejecimiento del organismo.

La edad es un claro factor de riesgo. Lo más común es que la enfermedad inicie entre los 50-60 años. Así, la prevalencia aumenta exponencialmente a partir de la sexta década de vida. Pero no es un factor determinante, ya que el Parkinson puede aparecer antes de los 50 años, denominándose EP de Inicio Temprano.

Este año, desde Neurovida, queremos hacer especial hincapié en la importancia de la divulgación de este inicio temprano de la Enfermedad de Parkinson, eliminando las falsas creencias que existen sobre esta dolencia tales como que es una enfermedad de mayores o que la presencia de ella conlleva siempre la aparición de temblores en el cuerpo.

Síntomas a tener en cuenta

La EP de inicio temprano se caracteriza por una edad de manifestación de síntomas comprendida entre los 21 y 45 años. Estos síntomas son: rigidez, calambres dolorosos, bradicinesia, distonía, alteración de la marcha y caídas, y otros síntomas no motores. La prevalencia estimada de la enfermedad en Europa es de 1/8.000-1/5.000 (5-10% de todos los pacientes con Parkinson). Los varones están más afectados que las mujeres (1.7: 1) y se determina que las mujeres desarrollan la enfermedad dos años más tarde que los varones. Y, según los estudios realizados, la incidencia va en aumento con el paso de los años.

El impacto que tiene un diagnóstico como este en un adulto joven es enorme, ya que afecta en gran medida a sus relaciones sociales, su vida profesional, sus relaciones familiares, etc. Además de sus expectativas de vida y sus planes de futuro.

Entre los tratamientos no farmacológicos recomendados con el diagnóstico de esta enfermedad se incluye empezar cuanto antes sesiones de rehabilitación personalizadas al estado y situación de la persona.

Nuestras terapias para estos casos

Desde Neurovida, tras una valoración integral por parte de los profesionales de rehabilitación especializados en neurología, realizamos un plan de intervención personalizado ofreciendo las terapias que más beneficiarían a la persona. Entre ellas, se encuentran:

– Fisioterapia en Enfermedad de Parkinson de Inicio Temprano: Tiene como objetivo mejorar la calidad de los movimientos voluntarios, prevención de las caídas, potenciar una buena postura en todo momento, rehabilitar y/o mejorar el patrón de marcha y mejorar la estabilidad; así como evitar la aparición de dolor y la fatiga durante los ejercicios.

– Logopedia en Enfermedad de Parkinson de Inicio Temprano: Tiene como objetivo la detección, prevención y tratamiento de manifestaciones clínicas relacionadas con la voz, comunicación y deglución.

– Terapia Ocupacional en Enfermedad de Parkinson de Inicio Temprano: Dirigida a mantener el mayor tiempo posible la autonomía e independencia de la persona en las actividades de su vida diaria y su participación en el entorno.

– Neuropsicología en Enfermedad de Parkinson de Inicio Temprano: El tratamiento desde neuropsicología aborda aspectos emocionales, cognitivos y conductuales buscando la aceptación de la persona y adaptación a su nueva situación con el fin de reducir el impacto de los síntomas en su vida diaria. Desde este área se hace especial hincapié a incluir a su familia/amistades dentro del proceso rehabilitador.

 

Equipo Multidisciplinar Neurovida

Deja un comentario

Le informamos que el responsable de los datos personales que facilite a través de este formulario será NEUROVIDA. Los datos proporcionados serán tratados con la finalidad de gestionar y moderar la publicación de comentarios y no serán comunicados a terceros salvo por obligación legal. Podrá acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional, a través de la siguiente dirección: rgpd@neurovida.es. Puede consultar más información en la Política de Privacidad.

10 − siete =