>>> RETOMAMOS NUESTRA ACTIVIDAD HABITUAL CON NUEVOS PROTOCOLOS Y MEDIDAS DE PROTECCIÓN

¡ ESTAMOS CONTIGO LOS FINES DE SEMANA !

La logopedia en El multiespacio de terapia y convivencia

La demencia es una enfermedad  neurodegenerativa que modifica por completo la vida de la persona y de su entorno.  Con el aumento de la esperanza de vida en población adulta cada vez son más los casos diagnosticados de estas enfermedades. Pese a no tener cura, existen tratamiento farmacológicos para  intentar paliar los síntomas, pero no todo es medicina, en este tipo de enfermedad las terapias cognitivas y motoras tienen gran resultado en el bienestar de estas personas. La logopedia es una de ellas, aunque no la más conocida, ya que la mayoría de personas desconocen la utilidad de la logopedia en edades adultas y no entienden la relación entre la demencia y la terapia logopédica.

Precisamente, uno de los síntomas que aparecen precozmente en las demencias es la alteración del lenguaje y por tanto de la comunicación, por ello la  figura del logopeda es realmente importante  en el tratamiento.  La logopedia favorece, potencia y facilita la comunicación  de las personas sin tener un límite de edad, por ello la función del logopeda con este tipo de enfermedades degenerativas se centra en fomentar la comunicación en la persona con demencia para mejorar en  la medida de lo posible su calidad de vida. Pero no solo se ciñe a esta sino que en ocasiones la labor consiste también en facilitar consejos sobre cómo mantener una comunicación eficaz a las personas de su entorno, conseguir una alimentación segura y eficaz sin riesgos de aspiraciones o simplemente  corregir y mantener el acto respiratorio.

Al tratarse de una enfermedad neurodegenerativa, aunque los síntomas sean parecidos a una afasia, según avanza la enfermedad el deterioro lingüístico se va haciendo más evidente, el lenguaje va mermando hasta convertirse prácticamente en un mutismo. La intervención logopédica en personas con demencias pretende  evaluar y frenar  las alteraciones del lenguaje afectadas con el fin de mantener las capacidades del lenguaje y comunicativas, rehabilitar en la mediad de lo posible y realizar tareas preventivas.

Pero no solo nos interesa el lenguaje en esta enfermedad, los problemas deglutorios son muy típicos  en las demencias. Igual que ocurriría en el envejecimiento normal, toda la musculatura orofacial se ve disminuida en tono y movilidad provocando  que la alimentación sea menos segura y eficaz.

En el caso de las demencias, el lenguaje se ve de una forma u otra deteriorado, pero no en todos los casos el deterioro sigue el mismo curso ya que no existe un patrón común en cuanto a las alteraciones del lenguaje, puesto  que depende de varios factores como pueden ser el tipo de demencia, el grado, la edad o el nivel educativo de la persona.

Las alteraciones en el lenguaje juegan un importante papel en el diagnostico y sobre todo en el diagnostico diferencial, ya que en algunas demencias la distorsión del lenguaje se produciría  en las primeras etapas de la enfermedad y en otras no se manifestarían hasta las  fases más avanzadas.

Pero no solo en las demencias el lenguaje sufre una distorsión, el paso del tiempo también produce cambios en el lenguaje al igual que se originan variaciones en  otros procesos cognitivos.

Katzman y Terry definen la vejez como: “Cambios que ocurren en individuos libres de enfermedades definidas y caracterizados por lenta y a veces continuas modificaciones en funciones especificas»

Las personas sin ningún tipo de demencia muestran ligeros déficits en el lenguaje. Es muy importante atender a estas dificultades ya que el lenguaje juega un papel fundamental puesto que promueve la interacción social, por ello las dificultades  del lenguaje que presentan estas personas influyen directamente en cómo estos se sienten.

Los cambios y características que se evidencian en el lenguaje de las personas y que afectan a diferentes dimensiones lingüísticas serian principalmente el déficit auditivo, que puede llegar a  comprometer la comprensión del lenguaje y la sociabilización, los problemas de acceso al léxico fenómeno conocido como «tenerlo en la punta de la lengua» y la tendencia a salirse del tema principal del discurso enfatizando en sus experiencias vitales.

El tratamiento  logopédico en Neurovida puede ser, preventivo para participantes sin ningún tipo de diagnóstico pero que deseen trabajar sobre los posibles problemas de lenguaje y comunicación asociados a la vejez, terapéutico encaminado a preservar y mantener el lenguaje en enfermedades neurodegenerativas  así como  dificultades en la deglución y rehabilitador enfocado a recuperar y mantener  la comunicación, el lenguaje y la deglución tras un  daño cerebral adquirido.

En el Multiespacio a parte de los talleres y terapias individualizadas en las que trabajamos las distintas esferas del lenguaje, damos una gran importancia a las actividades de convivencia, en las cuales fomentamos la sociabilización de la persona.

Promovemos situaciones que den pie a conversaciones entre nuestros participantes para fomentar el lenguaje porque la comunicación humana es un fenómeno básicamente social.

Patricia Durán
Logopeda de Neurovida.
www.neurovida.es

 

 

Deja un comentario

Le informamos que el responsable de los datos personales que facilite a través de este formulario será NEUROVIDA. Los datos proporcionados serán tratados con la finalidad de gestionar y moderar la publicación de comentarios y no serán comunicados a terceros salvo por obligación legal. Podrá acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional, a través de la siguiente dirección: rgpd@neurovida.es. Puede consultar más información en la Política de Privacidad.

10 − dos =