Cuando decidí estudiar Historia del Arte no tenía idea de que me iba a servir tanto para amar la vida, y a su vez adquirir una mayor sensibilidad para apreciar la belleza de las cosas. Si tenemos que definir el arte en Neurovida, muchos han contestado esta pregunta diciendo: «es la belleza en general», «es el camino para expresarnos», incluso añadieron «el arte podía ser incluso una mirada». El gran poeta Gustavo Adolfo Bécquer dijo: «el alma que hablar puede por los ojos, también puede besar con la mirada».

Manoli, participante en Neurovida.

En cuántas ocasiones hemos cruzado miradas que han expresado más que una palabra. Algunos participantes que acuden a Neurovida tienen algunas dificultades para expresar todo lo que sienten o piensan con palabras. Sin embargo, lo expresan en gran medida con sus ojos, ¿qué mayor arte puede haber que ese?

Queremos el mejor coche, la mejor casa, la mejor pareja, y muchas veces no nos damos cuenta de las necesidades reales, de que lo más importante es reír, cuando a veces a ellos no les quedan fuerzas, pero lo conseguimos. Entonces nuestras prioridades como terapeuta cambian. Los terapeutas acompañamos, apoyamos. ¡También hacemos arte! ¡Pues sigamos haciendo arte!, porque es el camino de la expresión a través de los sentimientos.  Trabajamos en algo precioso y somos el impulso para poder avanzar juntos.

En el día a día pueden aparecer pensamientos negativos en los participantes como: “lo que antes me salía, ahora no”. A lo que nos gusta responder: “lo que antes no, ahora sí”. Nos resulta muy bello el hecho de que nos miren y nos digan con su mirada, “tenéis razón porque ahora siento más, quiero cruzar miradas de arte, quiero pasar más tiempo con mi familia”. Aunque resulte muy duro, las dificultades también nos unen, y lo hacen hasta tal punto, que llegamos a sentirnos en familia.

Las dificultades unen. Compartir es un arte

Compartir también es un arte, y lo hacemos con ganas. Los grandes artistas nunca han dejado de intentar con sus pinceles, cinceles y plumas, expresar y compartir desde dentro el mundo tal y como ellos lo ven.

Artistas como Miguel Ángel que nunca se cansó de convencer al Papa para crear nuevos frescos, Velázquez que creó una tercera dimensión en sus cuadros Frida Kahlo que enseñó al mundo que podía hacer arte desde una cama y Picasso que inventó una nueva mirada a través del  cubismo todos ellos nos mostraron el mundo a través de sus obras.

Como dijo el poeta Octavio Paz: «El mundo cambia cuando dos se miran y se reconocen».  Esto es compartir, y sí, es un arte. En Neurovida se esculpen miradas y se pintan sentimientos, ¡en NEUROVIDA hacemos arte!

Diana García. Historiadora del Arte

En esta ocasión participa en el Blog de Neurovida Diana García nuestra Historiadora del Arte.

«A cada tiempo su arte, a cada arte su libertad».