Neurovida, en su concepción y desarrollo, representa la evolución de los clásicos centros de día y rehabilitación; un nuevo paradigma en la intervención social, sanitaria, cultural y comunitaria para las personas que viven con una enfermedad neurodegenerativa o con Daño Cerebral Adquirido.

En la actualidad, la terapia y atención que necesitan las personas con deterioro cognitivo leve, que padecen una enfermedad neurodegenerativa o sufren daño cerebral adquirido, así como el acompañamiento y apoyo que sus familiares demandan, no encuentra una respuesta efectiva en los recursos socio-sanitarios existentes en nuestras ciudades.

Los clásicos centros de día o de rehabilitación, como recurso sanitario, social y terapéutico, no han sabido o no han podido adaptarse a las necesidades de las personas que sufren este tipo de patologías; despersonalización, paternalismo o infantilización, es lo que personas y familias se encuentran en sus interior, a la vez que tratamientos y terapias “en serie”, aplicadas y practicadas sin tener en cuenta la realidad de quienes las reciben, sus necesidades y la de sus familiares, estableciendo en muchos casos objetivos irreales, vendidos a la carta, pero faltos de realidad y contenido.

El centro de día es vivido por quienes lo utilizan y por muchos profesionales del sector socio-sanitario como un espacio poco luminoso, sin zonas verdes, frío, en el cual las personas mayores (y no tan mayores) acuden a pasar el día, permitiéndoles salir de su casa y regresar a dormir, sin romper el vínculo con su entorno y posibilitando a sus cuidadores o familiares el descanso necesario o la mera oportunidad de seguir con sus vidas. Pero no es la respuesta a sus necesidades, ni unos ni otros encuentran aquello que necesitan, convirtiéndose en un mero parche temporal.

La sociedad avanza, las patologías y sus abordajes cambian, la realidad de las personas se adapta y sus necesidades se modifican. Por ello, el concepto de centro de día se ha quedado obsoleto, al igual que el trabajo paliativo y no innovador que en ellos se realiza. Horarios que no cubren las necesidades familiares, tratamientos iguales para todos, falta de espacio, personas con diferentes enfermedades y diferentes grados de deterioro juntos, tiempos muertos y personas sentadas mirando un televisor o al infinito, al tiempo que las familias no participan de la realidad de sus personas queridas.

Neurovida es pionero en la creación de El Multiespacio de Terapia y Convivencia”® que nace de la experiencia, del análisis de la realidad y de la necesidad de cambio; de adaptar la atención a la necesidad actual y de integrar a la familia en el proceso, de aprovechar el potencial que aportan excelentes profesionales y poner a su disposición las herramientas necesarias para ofrecer, a quienes lo necesitan, un Multiespacio en el cual convivir y participar, aprender su nueva situación integrando a sus familiares, generando vínculos y construyendo una realidad que va más allá de la terapia; porque la vida en Neurovida es terapia, es convivencia, es real y se convierte en el día a día de todas las personas que formamos parte de un nuevo concepto de atención a las personas con deterioro cognitivo leve, que padecen una enfermedad neurodegenerativa o sufren daño cerebral adquirido.

En Neurovida aportamos valor añadido a la intervención terapéutica la cual que se desarrolla en el Neuroespacio®, un nuevo modelo de intervención terapéutica, siendo pioneros en la creación y puesta a disposición de personas y familias de un espacio de convivencia donde se lleva a cabo intervención social, cultural y educativa encaminada a mejorar las relaciones sociales de las personas, así como su todo su entorno.

Creamos Neuroconvivencia® un espacio de intervención múltiple, familiar e intergeneracional, abierto a la comunidad, en el cual participantes, familias, profesionales y sociedad encuentran respuesta a multitud de problemáticas hasta el momento no integradas en la terapia de los recursos socio-sanitarios existentes.

Nuestro compromiso como profesionales con las personas y familias que conviven con alguna enfermedad neurodegenerativa o daño cerebral adquirido nos hace plantearnos la necesidad de llevar Neurovida a los barrios de Madrid, para sensibilizar e informar a los ciudadanos y profesionales de algo que está pasando y que muchas veces nos es invisible si no lo vivimos en nuestro entorno y apoyar además a personas que  puedan necesitar información y ayuda. Nace Neurocafé®, una apuesta firme por la sensibilización e información ciudadana, por la creación de espacios de apoyo e información comunitarios, el trabajo en red y la divulgación científica. Neurocafé® es información, formación, apoyo y cercanía.

Neurovida se centra en la persona y su entorno cuya dignidad, opinión, independencia y bienestar  son pilares fundamentales de nuestro trabajo. Nacemos para ser diferentes, para dar respuestas reales a las necesidades de las personas, para cambiar un modelo de atención que lleva muchos años sin actualizarse, pero sobre todo para poner a la personas y su familia en el centro de la intervención, porque Neurovida es la importancia de las personas.

Sergio Alarcón González

Trabajador Social y Director de Neurovida