El concepto de persona puede entenderse desde dos paradigmas diferentes, el filosófico, que expresa la singularidad de cada individuo de la espacie humana en contraposición al paradigma sociológico de “naturaleza humana” que expresa lo común que hay en ellos.

En Neurovida nos basamos en el primer paradigma, entendiendo que cada persona es individual y hay algo que le diferencia del resto. Por este motivo entendemos que la persona y su circunstancias son únicas y deben ser valoradas y atendidas como tal. Además la persona no está sola, cuenta siempre con un entorno social (débil o fuerte) que crea junto a ella su visión del mundo, sus valores, su forma de actuar y de afrontar las diversas circunstancias que se le plantean durante su vida.

Podemos decir que la persona es ella y su entorno y es ahí donde intervenimos cuando algo le afecta. Si hay un problema, este no solo afecta a la persona, afecta a todo su entorno social y además, el mismo problema no afecta igual a dos personas. Por este motivo un misma intervención no es válida siempre, un fármaco no hace siempre el mismo efecto o una enfermedad no afecta igual a dos personas. Teniendo en cuenta la expuesto anteriormente, en Neurovida no basamos nuestra filosofía, nuestra valoración o nuestra terapia en un modelo de intervención X o en algo preconcebido anteriormente, lo basamos en la persona y su entorno, poniéndola en el centro del paradigma de intervención y trabajando para ella como esta lo necesite, adaptándonos a sus necesidades reales y a las de su familia, por eso Neurovida es La Importancia de las Personas.

En Neurovida la persona y su familia están en el centro de nuestro modelo de atención y el resto de profesional estamos a su alrededor acompañando, interviniendo y cubriendo las necesidades que estas puedan tener. Este nuevo modelo de atención integra ademas a la familia y a la comunidad en el proceso terapéutico, algo fundamental ya que como dijimos antes, la personas nunca está sola. Un modelo de atención que solo intervine con la persona, es un modelo que no cubre sus necesidades reales y que llevará a cabo una intervención incompleta.

La despersonalización y generalización es algo habitual en los recursos de atención actuales. Se tienen en cuenta las técnicas de intervención, valoraciones iniciales iguales para todos, terapias en serie y un trabajo repetitivo año tras año, pero no se tiene en cuenta a la persona como ser individual que trabaja dentro de un grupo y no se reflexiona si lo que se está haciendo es de utilidad y tiene un significado para esta y su familia. Uno de los síntomas de esta despersonalización y generalización es la utilización de la palabra Usuario en recursos como centros de día o servicios sociales. La palabra usuario es una palabra que despersonaliza y generaliza en si misma. Además de usuarios de un centro de día, se puede ser usuario del metro, de una cadena de supermercados, de un programa informático, etc. Los usuarios de todo lo mencionado anteriormente son personas anónimas que son tratadas como tales. Nosotros creemos que Usuario, no es el termino adecuado para llamar a las personas que forman parte de Neurovida. Creemos que lo que se ajusta a nuestra filosofía es Persona Participante. Por tanto, en Neurovida las personas son Participantes, participantes de algo suyo, pensado y hecho para ellos y sus familias, un Multiespacio donde participaran con los profesionales que formamos Neurovida, de terapia y convivencia, pero sobre todo donde participaran de un Multiespacio diseñado para que puedan, junto con su familia, sentirse Personas.